LOS FIELES SON LLAMADOS: “AMADOS DE DIOS”

I. AMADOS DE DIOS

Aunque nosotros estemos con muchas situaciones, quien puede ayudarnos es un Dios Todopoderoso.

Si tú miras las épocas, Dios da esposo y esposa el tiempo que Dios sabe que es de beneficio a los fieles. No todo el mundo es fiel; a los que no son fieles, El sabe hacer todas las cosas. O los llama antes o hace lo que El quiere, pero Dios sigue siendo fiel.

Nosotros pudiéramos preguntarnos, y tienen derecho a hacerlo los que no escudriñan en oración la mente de Dios. Por lo general usted llega lee la Palabra y ora para usted solamente, pero el verdadero guerrero ora por todas las necesidades que usted ve o que usted sabe. Ese es el verdadero guerrero. El verdadero Pastor es el que lleva en sus rodillas y cubre con la sangre de Cristo a todas las familias de la iglesia, diariamente. Si hay muchos matrimonios que están, yo estoy segura que es por la oración intercesora que hacemos a Dios por sus familias.

¿Cómo tú, siendo fiel, hombre o mujer, te puedes sentir amado o amada? ¿De qué manera en la Palabra habrá un reflejo en que nosotros pudiéramos decir: Dios nos ama?

Juan 3:16 “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.” 
Con esta Palabra ya te sientes amado o amada. Somos los amados de Dios de todos los siglos.

1 Samuel 2:9 “El guarda los pies de sus santos,
Mas los impíos perecen en tinieblas; Porque nadie será fuerte por su propia fuerza.”
  Hay quienes  dan teorías sin incluir la búsqueda y la oración. Es que hay que predicar más de las tres tierras: La tierra que se sembró en pedregales, en peñascos y en tierra fértil. ¿Cómo tú puedes encontrar tierra fértil? Cuando tú oras; cuando tú vas a evangelizar y tienes una buena dosis de oración, tienes la fuerza y el poder que da Dios a nuestro espíritu para sacar de la esclavitud y de las tinieblas a un perdido pecador.

II Crónicas 6:41 “Oh Jehová Dios, levántate ahora para habitar en tu reposo, tú y el arca de tu poder; oh Jehová Dios, sean vestidos de salvación tus sacerdotes, y tus santos se regocijen en tu bondad.” Aquí nosotros podemos ver cuán amados somos por Dios.

Salmo 4:3 “Sabed, pues, que Jehová ha escogido al piadoso para sí; Jehová oirá cuando yo a él clamare.”  Este es otro amor de Dios: “Somos amados de Dios.” ¿Qué concepto de Dios sobre ese amor de piedad? Cómo le agrada a Dios un corazón piadoso. No pasar inadvertido cuando hay una necesidad, ese es un corazón piadoso; cuando hay un anciano que no tiene zapatos; cuántas ancianas de nuestras repúblicas van a la iglesia con vestidos humildes y cómo nosotros podemos ver que tenemos tanto y damos tan poco. Sabemos que no siempre podemos dar, es cierto, pero hay un momento en que sí podemos dar. No desechemos el momento en que podemos dar.

II. LOS FIELES SOMOS LLAMADOS “AMIGOS DE DIOS”

Cuando uno de ustedes está intercediendo por la iglesia Dios levanta su oído y dice: “Ahí está orando     

orando mi amiga, mi amigo.”  Te da cordel para que oremos y sigamos en ese punto de oración impresionante.

Éxodo 33: 11 “Y hablaba Jehová a Moisés cara a cara, como habla cualquiera a su compañero. Y él volvía al campamento; pero el joven Josué hijo de Nun, su servidor, nunca se apartaba de en medio del tabernáculo.” 
¿Quiénes podemos ser los amigos de Dios? Los que no nos apartamos del templo. Después de ser fieles, los que nunca nos apartamos del templo, los que vigilan y guardan el templo. Cuando en tiempo de navidad, del congreso, del aniversario y veo que están pintando, restaurando, limpiando yo digo: “Esos son los amigos de Dios”, esos servidores son los amigos de Dios.

Éxodo 33:11 “Y hablaba Jehová a Moisés cara a cara, como habla cualquiera a su compañero. Y él volvía al campamento; pero el joven Josué hijo de Nun, su servidor, nunca se apartaba de en medio del tabernáculo.”  ¿Te imaginas el grado de bendición cuando ya tengamos que pasar el juicio, y que Dios sonría y diga: “Ella es mi amiga” ó “El es mi amigo” y tú puedas ver en toda su gloria quién te dice que eres su amiga o su amigo.

II Crónicas 20:7 “Dios nuestro, ¿no echaste tú los moradores de esta tierra delante de tu pueblo Israel, y la diste a la descendencia de Abraham tu amigo para siempre?” 
  Podemos decir: “Aquí está tu amiga o tu amigo que está guerreando.”

Isaías 41:8 “Pero tú, Israel, siervo mío eres; tú, Jacob, a quien yo escogí, descendencia de Abraham mi amigo.”   Cómo Dios nos descubre a los que ayunamos y buscamos en la Palabra estos versículos que son un tesoro. Esto no es teología, esto es sabiduría del Espíritu que nos enseña a encausarnos.

Santiago 2:23 “Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios.”  

Creer es ser amigo de Dios, no es hablar de Dios como una filosofía o un arte para hacernos destacar, es hablar de Dios por fe, para fe. Cuando tú testificas del hoyo que te sacó, de lo que tú eras, a lo que tú tienes hoy, y le das todo a El, El te da todo a ti.

III. AMOR ETERNO DE DIOS

Todo lo de Dios es eterno. Nadie puede hablar del amor si no es creyente en Cristo. Tú puedes hablar, decir, dar conferencias, pero si no eres creyente en Cristo no vas a mover ni una hoja de un árbol, en fe. Somos amados en lo eterno.

Jeremías 31:3 “Jehová se manifestó a mí hace ya mucho tiempo, diciendo: Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia.”
Qué amor el de Dios. ¿Cómo podemos ver un día el amor eterno de Dios? Cuando alguien se te está muriendo y tú clamas; cuando hay un enfermo y se le va la fiebre; cuando no te alcanza para la renta y te aparece al otro día el completo de la renta; cuando no tienes qué comer y alguien te trae comida, ahí está manifestado el amor eterno de Dios. “...te prolongué mi misericordia” El dice: “Has cumplido, por tanto te prolongo otra vez la promesa.” Tenemos qué saber en quién hemos creído, no juguemos con un amor puro y santo de Dios, no juguemos a ser príncipes cuando somos barrenderos, porque hay que ser barrendero para llegar a ser príncipe.

IV.AMOR INALTERABLE

El amor de todos los hombres del mundo, por muy malos que sean, el amor es inalterable. Se ríen de nosotros los cristianos porque predicamos el evangelio completo. Cuántos se mofan, se ríen de que Jesús no sana, pero nosotros seguimos creyendo que Jesucristo es nuestro sanador.

Isaías 49:15-16 “¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar de compadecerse del hijo de su vientre? Aunque olvide ella, yo nunca me olvidaré de ti. He aquí que en las palmas de las manos te tengo esculpida; delante de mí están siempre tus muros.”

Tú lo puedes olvidar, tú puedes llegar a lo vil, inclusive puedes fornicar con ídolos y puedes hacer todo lo malo pero el nunca te olvida, y sabe que pudiendo haber estado con El tienes que saber que entraste al infierno no a la gloria. Delante de mí están tus pecados, y aunque yo los veo, se levantar todos los muros. Amor inalterable.

Para predicar del amor hay que amar a Cristo. Nadie me puede decir lo contrario, y hay que amar al cuerpo de Cristo. Cuando usted se sacrifica por el cuerpo de Cristo y usted ama  con su virtud y sus valores y con sus errores nadie lo apartará nunca de ese amor.

V. AMOR FIEL Y DURABLE

Lo durable es existente. La palabra durable es que permanece, la palabra durable es fiel. Dios dice que su amor para con nosotros es fiel y durable.

Deuteronomio 7:7 “No por ser vosotros más que todos los pueblos os ha querido Jehová y os ha escogido, pues vosotros erais el más insignificante de todos los pueblos;”  

Lo que nadie podía pensar de dónde tú eras, o sea, fiel y durable, El nos escogió para eso. Así que si tienes menosprecio de tu persona ayuna y pídele perdón a Dios, porque somos amados por Dios de una forma fiel y durable. Aunque otros no te amen, El te ama; aunque te sientas sola o solo, porque perdiste tu compañera, perdiste tu compañero, hay alguien que tiene un amor durable para ti. No abandona a las viudas, no abandona a los pobres, El tiene un amor durable.

Deuteronomio 7:8 “...sino por cuanto Jehová os amó, y quiso guardar el juramento que juró a vuestros padres, os ha sacado Jehová con mano poderosa, y os ha rescatado de servidumbre, de la mano de Faraón rey de Egipto.”
  Nos ha rescatado del pecado

II Reyes 13:23 “Mas Jehová tuvo misericordia de ellos, y se compadeció de ellos y los miró, a causa de su pacto con Abraham, Isaac y Jacob; y no quiso destruirlos ni echarlos de delante de su presencia hasta hoy.”  Cómo el Señor habla para nuestros tiempos. Entonces es un amor durable.

VI.    EL AMOR DE DIOS ES GRANDE

Efesios 2:4 “Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó,”   ¿Has tenido tú alguna vez, en el mundo terrenal, alguien que te haya amado y te sigue amando? Esta es una buena pregunta para analizarla. No necesariamente tiene que ser la mujer o el hombre; no necesariamente tiene que ser la madre y el padre; cualquiera puede decirte “te amo”. Cuando a mí me lo dicen yo los cubro con la sangre de Cristo, pero también pienso “muéstramelo”.

¿De dónde viene la ternura? ¿De qué epicentro de amor viene la ternura? Dios nos ha amado con ternura. ¿Tú quieres ver la ternura de alguien? Mira a una madre cargando a un recién nacido; las manos, el rostro, la mirada, la comunicación de ese espíritu de ternura.

Isaías 49:15 “¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar de compadecerse del hijo de su vientre? Aunque olvide ella, yo nunca me olvidaré de ti.”

VII.    EL AMOR DE DIOS ES DE PURA GRACIA Y NO ES UN PREMIO, ES UN REGALO

Romanos 5:8 “Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.”

Oseas 14:4 “Yo sanaré su rebelión, los amaré de pura gracia; porque mi ira se apartó de ellos.”

Quiero terminar con este pensamiento:
La ternura siempre está en el corazón de una madre. El incomparable amor de Dios es un amor tierno, y recordarle a la iglesia que Dios nos amó primero para quitar toda vanidad de pensamiento y de corazón.

Amén.

 

Su voto: Ninguno Promedio: 3 (1 vote)